Otoño: Cómo prepararnos para esta transición y mantenernos jóvenes y vitales

Foto para nota otonoDe acuerdo al Ayurveda, más allá de nuestro estilo de vida, cada uno de nosotros necesitamos estar más conscientes en los cambios de estación. De esta forma, podemos darnos cuenta como recuperarnos frente a los desequilibrios, en la fusión estacional.

El otoño es una estación que trae como regalo la inspiración, la comunicación y la creatividad. Asimismo, propicia nuevas ideas y cambio. La energía calurosa y húmeda de pitta, característica del verano, va cambiando hacia una energía predominante vata (el dosha del aire y del éter) que tiende al movimiento.

Sin embargo, a medida que comenzamos la transición a una estación más fría, seca y ligera, características de vata, debido a las temperaturas más bajas y el viento, este dosha se desequilibra con facilidad. Nuestra piel se deshidrata y estamos más propensos a los resfríos y al estreñimiento. Debido al estrés que produce retomar las actividades, también es común que nos sintamos cansados, agobiados y fuera de foco.

La tradición ayurveda establece que el dosha vata, por tener las cualidades del aire, cuando se desequilibra, también produce sentimientos de inestabilidad emocional, ansiedad, temor, y una mente agitada, colmada de pensamientos cambiantes e ideas, que no se pueden llevar a cabo por falta de un sistema organizado.

Por otro lado, durante el verano y las vacaciones, seguramente descuidamos nuestra dieta, abusando de sustancias que como saldo nos dejaron residuos tóxicos (ama) que alteran nuestra figura, nuestra piel y afectan nuestro bienestar.

Entonces, este es el momento de retomar las rutinas ayurvédicas para mantenernos saludables, en especial quienes tienen vata como uno de sus doshas predominantes. El primer paso es tratar de descansar lo suficiente, tomar bastante agua y sobre todo, debemos cuidar nuestra alimentación para eliminar las toxinas acumuladas, ingiriendo principalmente, alimentos cocinados, calientes y ricos en nutrientes, que pacifican al dosha vata. Asimismo, es importante practicar ejercicios energéticos que eleven la temperatura y nos conecten con la tierra, como el yoga, pranayamas y el masaje ayurvédico.

La meditación es una de las herramientas más poderosas para sobrellevar los cambios de estación. Al sentarnos en silencio, nos conectamos con la tranquilidad de nuestro ser interior y con la sabiduría siempre presente de nuestra naturaleza esencial. De esta forma, a través de una participación sin actividad, equilibramos el exceso de dinamismo de la jornada diaria.

Tratamientos para la piel, mejor otoño e invierno

Los meses de otoño e invierno son ideales para dedicarlos a aquellos tratamientos específicos que mejoran la calidad de nuestra piel. Por un lado, porque venimos del verano y la piel se ha castigado mucho, y por otro, porque entramos en una época en la que el sol está menos presente y es más fácil no exponerse. Dedicaremos pues estos meses a tratamientos para las manchas, las arrugas y el acné, con peelings naturales, que no agreden ni perjudican la epidermis.

De esta forma, podemos aprender a estabilizarnos y conectarnos con la naturaleza que siempre nos está mostrando el camino. Así, cuidándonos con amor, podremos mantener nuestra mente serena y recuperar la energía, disfrutando de la llegada del nuevo otoño.

Autora: Graciela Scnöller, Certified Counselor Ayurvedic Lifestyle

Esta entrada fué publicada en la categoría Ayurveda. Añade a tus favoritos este permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>